Para la Gente

Cementerio de Torrero: Complejo Funerario

Fotografía Cementerio de Torrero: Complejo Funerario

Servicios

INFORMACIÓN

ESPECIAL TODOS LOS SANTOS 2019, 26 DE OCTUBRE - 3 DE NOVIEMBRE

  • Entrada C/. Fray Julián Garcés. Cruz de los Caídos
    De 7 a 23h. (horario habitual)
  • Cementerio Antiguo. Entrada Avda. América
    De 6.30 a 21h. (horario habitual)
  • Otros Accesos Peatonales y entrada Suroeste (Barranco de la Muerte)
    Del 26 de octubre y 3 de noviembre: De 8 a 19.00h.
  • Complejo Funerario / SERFUTOSA
    De 7 a 23h. (horario habitual)
  • Oficinas Administración
    Edificio Seminario, (Vía Hispanidad, 20, planta 0)
    Lunes a Viernes de 8.30 a 13.30 h., excepto festivos.
  • Servicio préstamo de escaleras
    Avda. de América, 94 (parte antigua)
    De 9 a 14h. : Lunes a viernes (laborables).
    De 9 a 18h. : Días 26,27,28,29,30 y 31 de octubre y 1, 2 y 3 de noviembre.
  • Brigada del Cementerio Naves
    De 7 a 14h.

Descripción

Durante los últimos años del siglo XVIII y los primeros del siglo XIX, numerosas órdenes y decretos obligaban a los ayuntamientos a la construcción de cementerios municipales. Sobre todos ellos, el que tuvo mayor eficacia fue el decreto de las Cortes el día 1 de noviembre de 1813 que ordenaba que se dispusieran en toda España, en el plazo de un mes, cementerios provisionales en los que fueran inhumados todos los cadáveres hasta que se construyeran los permanentes, queriendo poner así fin a la dispersión de los enterramientos en diversos lugares dentro de las ciudades.

Tradicionalmente en Zaragoza, como ocurría en todas las ciudades y pueblos de España, los cadáveres eran enterrados en el interior de las iglesias, en los cementerios o fosales que las parroquias tenían en el exterior de ellas y en los conventos y monasterios. Desde el año 1791, el Real y General Hospital de Nuestra Señora de Gracia poseía, muy cerca de Zaragoza, en el camino que conducía a la cartuja de la Concepción, un cementerio en el que se sepultaban todos aquellos enfermos que fallecían en el Hospital y que no tenían sepultura propia en el interior de su iglesia, en su cementerio o en ninguna de las parroquias de la ciudad. Este cementerio del Hospital de Nuestra Señora de Gracia es el que se convirtió, a partir del año 1814, previo acuerdo de la Sitiada del Hospital, en el cementerio provisional que el decreto ordenaba, provisionalidad que duró hasta el mes de septiembre del año 1823. Con anterioridad, el Ayuntamiento había intentado acomodar para tal fin las ruinas del destruido convento de Trinitarios Descalzos, extramuros de la ciudad. En la actualidad subsiste este cementerio que antaño fue del Hospital de Gracia y hoy es propiedad de la Diputación Provincial, conocido popularmente como Cementerio de la Cartuja.

Mas información

Titularidad: Municipal

TU OPINIÓN NOS INTERESA

Actualmente no existe ningún comentario