Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

Zaragoza aprueba un nuevo Plan Municipal para una Ciudadanía Diversa e Intercultural

24/03/2019.

El documento está conformado por cuatro ejes, 15 retos y 34 objetivos y busca facilitar la incorporación de las personas recién llegadas a la capital aragonesa y avanzar en la construcción de una ciudad que se reconozca como diversa


El Plan propone fortalecer los programas de acogida en la Casa de las Culturas, establecer programas transversales en materia de diversidad cultural, impulsar políticas de empleo inclusivas y combatir los discursos de odio, entre otras medidas


Según el padrón, en Zaragoza hay 706.904 habitantes, de los cuales un 14,3% son población extranjera - cuyas tasas de paro y sueldos son inferiores-. Entre los 16 y los 64 años es donde se ubica el grueso de la población inmigrante, con un 80,9% del total, frente a un 62% de la población autóctona

 

El Pleno del Ayuntamiento de Zaragoza aprobará este lunes el Plan Municipal para una Ciudadanía Diversa e Intercultural 2019-2022, gracias a la participación ciudadana, la colaboración de todos los grupos municipales y a un trabajo transversal de las distintas áreas del Ayuntamiento, centralizado por la Casa de las Culturas. El documento está conformado por cuatro ejes, 15 retos y 34 objetivos y busca facilitar la incorporación de las personas recién llegadas a la ciudad y avanzar en la construcción de una ciudad que se reconozca como diversa. 

En 2017, a solicitud de la Plataforma Ciudadana Contra el Racismo, el Consistorio se comprometió a dibujar un nuevo plan para la interculturalidad, que se ratificó en Acuerdo de Pleno el 5 de diciembre del mismo año. El 23 de octubre del 2018 se presentó un diagnóstico junto a un documento base como punto de partida de un proceso participativo que contó con entidades y técnicos municipales. El pasado 7 de febrero del 2019, tuvo lugar la sesión de retorno. Un grupo motor formado por representantes de la Plataforma Ciudadana Contra el Racismo, la Junta Gestora de la Casa de las Culturas y otros técnicos municipales ha dado homogeneidad y coherencia al trabajo conjunto y las aportaciones.

La defensa de los derechos humanos, el reconocimiento de la diversidad, el derecho a la ciudad que se hace realidad por medio de la participación plena, y la acción municipal global son los principios inspiradores de este plan, que se asienta en las siguientes premisas metodológicas: transversalidad, cohesión social y desarrollo, participación, evaluación y canales de comunicación y coordinación.

Para ello, se propone fortalecer los programas de acogida en la Casa de las Culturas, establecer programas transversales en materia de diversidad cultural, impulsar políticas de empleo inclusivas y potenciar un Ayuntamiento que apueste por la diversidad cultural, elaborando un manual de estilo para adecuar el lenguaje y la documentación.

Denunciar y eliminar los discursos de odio, potenciar la educación intercultural, propiciar el acceso a recursos a las víctimas de odio, fomentar la participación del tejido asociativo creando espacios de convivencia intercultural, fomentar la participación en los sufragios locales o potenciar la creatividad y las experiencias artísticas y culturales, como vías de participación¿ son otros de los retos que se concretan en objetivos y medidas incluidas en el Plan.

Diagnóstico de la población extranjera que vive en Zaragoza

Según el padrón municipal, en enero de 2019 en Zaragoza había 706.904 habitantes, de los cuales 100.837 (un 14,3%) son población extranjera. De procedencia europea son un 46 %, un 26,4 % son originarios de América y un 19,9% ha llegado desde África. Por países de procedencia Rumanía, con el 34% de la población extranjera de la ciudad, se sitúa con mucha diferencia como país de origen de un mayor número de personas inmigrantes, seguido de Nicaragua y Marruecos con un 7%, de China con un 5% y Colombia y Ecuador con un 4%.

La estructura por edades ofrece un perfil notablemente diferenciado. En el tramo central, entre los 16 y los 64 años, es donde se ubica el grueso de la población inmigrante, con un 80,9% del total, que en el caso de la población autóctona se queda en el 62,1%. En el caso de las personas de más edad resulta aún más llamativa la diferencia. Entre la población autóctona son el 22,9% de sus efectivos, mientras que solamente representan el 2,3% de la población de origen extranjero.

En cuanto a índices laborales, un primer dato que resalta es una tasa de actividad considerablemente más elevada entre la población extranjera. En torno al 80% de los inmigrantes en edad de trabajar están ocupados o buscando empleo frente a un 56% de la población española. Sin embargo, a lo largo de todo el período analizado la tasa de paro presenta cifras más elevadas entre la población extranjera. En 2017 la población extranjera sigue presentando una tasa de paro que supera en 11,8 puntos a la que registra la población autóctona.

En relación a las diferencias salariales, quedan reflejadas en un salario medio anual para la población extranjera que apenas alcanza los 2/3 del correspondiente a los trabajadores de origen español. El factor género añade una doble brecha salarial para las mujeres inmigrantes. En función del sexo, en ambos colectivos, españoles e inmigrantes, la ganancia media anual para las mujeres es entre un 20 y un 25% inferior, que en el caso de éstas últimas viene a sumarse al genérico de la población extranjera.

Diagnóstico de las minorías étnicas autóctonas

Al hablar de minorías étnicas autóctonas cabe resaltar la minoría gitana como la más importante en la ciudad. A través de diferentes metodologías ha podido situarse, de manera orientativa, en torno a las 14.000 personas gitanas en Aragón, lo que supone algo más del 1% de la población total.

En su pirámide de edades destaca de manera espectacular el índice de juventud: la tercera parte de la población gitana es menor de 16 años (solamente un 15% entre la población general). Por el contrario, es notablemente reducido el porcentaje de personas mayores de 65 años.

La crisis económica ha incidido de manera mucho más fuerte entre las personas gitanas que en la población general y los datos así lo reflejan: un diferencial respecto a la tasa de paro que supera 15 puntos porcentuales la de la población general, la temporalidad (que duplica la existente en la población general) y el trabajo a tiempo parcial (que triplica la tasa del conjunto de la población).