Noticias

RSS PodcastSin entrar en la Web del Ayuntamiento conozca las últimas noticias, elaboradas por la Dirección de Comunicación

Zaragoza recibe a los niños y niñas saharauis de Vacaciones en Paz

17/07/2019.

El alcalde Jorge Azcón les ha dado la bienvenida y les ha deseado una agradable estancia en la capital aragonesa


El Ayuntamiento de Zaragoza aporta 30.000 euros a esta iniciativa, con los que se cubre la acogida de 27 menores de los 140 que llegan a Aragón, a través de la actuación coordinada de distintas organizaciones de solidaridad con el pueblo saharaui

El Ayuntamiento de Zaragoza ha recibido este miércoles a los niños y niñas saharauis procedentes de los campamentos de refugiados saharauis de Tindouf (Argelia), que han llegado a la capital aragonesa gracias al Proyecto Vacaciones en Paz, gestionado en Zaragoza por las entidades UM-DRAIGA y ARAPAZ- MPDL. El alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, ha presidido el acto junto al consejero de Acción Social y Familia, Ángel Lorén, la consejera de Presidencia, Hacienda e Interior, María Navarro, el consejero de Participación y Relación con los Ciudadanos, Javier Rodrigo, y representantes de los grupos municipales.

Vacaciones en Paz permite a los niños y niñas saharauis de entre 10 y 12 años vivir unos meses lejos de las duras condiciones de los campamentos de refugiados, especialmente complicadas en verano. Ademas, reciben atención médica, mejoran su alimentación y, en general, cubren sus principales carencias. Esta iniciativa, además de mejorar la calidad de vida de los pequeños, también busca dar a conocer la historia del pueblo saharaui y sensibilizar a la población aragonesa ante su situación.

El Ayuntamiento de Zaragoza aporta anualmente 30.000 euros a esta iniciativa, cubriendo los gastos de organización, desplazamientos y otros gastos vinculados a las actividades que realizan, entre las que destacan, además de las recreativas, las revisiones y atenciones médicas que se facilitan a los niños y niñas, paliando, en lo posible, las limitaciones de atención sanitaria que pueden disponer en los campos de refugio en los que habitualmente viven. La aportación municipal permite la acogida en Zaragoza de 27 niños y niñas, de los 140 que llegan a Aragón, a través de la actuación coordinada de distintas organizaciones de solidaridad con el pueblo saharaui.

El proyecto pretende dar a los menores saharauis la posibilidad de mejorar sustancialmente su salud, a través de la mejora de su alimentación y las revisiones médicas; por otro lado, se les quiere dar la posibilidad de conocer otra imagen del mundo, distinta de las que les aporta su realidad cotidiana en el desierto. En general, cubrir las principales carencias de estos menores, viviendo unos meses lejos de las duras condiciones de los campamentos.

Sin ser menos importante, a través del proyecto también se busca la sensibilización de la población aragonesa ante esta realidad social, y se fomenta a través de la convivencia durante los dos meses de estancia de los niños/as la creación de vínculos afectivos entre las dos familias, la de acogida y la propia, y el resto de personas que participan en el directa e indirectamente en el programa. El papel de las familias de acogida es muy importante. Ellas son las que principalmente posibilitan esta cadena de solidaridad, acogiendo en sus casas como hijos a los niños y niñas saharauis.